Productos para Niños con Alergia Alimentaria
Contáctanos y te orientaremos. Whatsapp +569 48803216

¿Cuál es la mejor fórmula infantil?

Esta es una de las preguntas más usuales circulando en internet, y genera mucho debate al interior de los grupos de Facebook y diversos blogs. ¿Cuál es la mejor fórmula infantil? Ya te responderemos, antes partamos por definir de qué hablamos.

¿Qué es una fórmula infantil?

Una fórmula infantil es el alimento que tiene como base proteínas animales (extraídas de la leche) o proteínas de algunos vegetales, como el arroz, y que luego es “adaptada” al consumo de lactantes. Esta adaptación se hace agregando vitaminas, minerales y otros nutrientes. Así, el producto cubre las necesidades nutricionales de la guagua. Esto, solamente, cuando por diversos motivos el bebé no tiene acceso a la leche materna.

Las fórmulas infantiles suelen tener distintas etapas (1, 2 o 3), cada una con una formulación distinta según la edad de la guagua, para así corresponder a su etapa de desarrollo.

Es importante que tengas clarísimas dos cosas: 1) el mejor alimento para una guagua es la leche materna, porque entrega inigualables beneficios para bebé y madre. 2) la fórmula infantil solo debe consumirse cuando algún problema no permite la lactancia materna, siempre recomendada por un médico.

Y… ¿cuál es la mejor fórmula infantil para un bebé?

Creemos que la respuesta no te va a gustar mucho. ¿Sabes por qué? Porque en realidad no existe… Pero ¡no te enojes! No pienses que te hicimos perder el tiempo. Es importante explicar esto porque, tal como dijimos al comienzo, hay muchos padres y madres que hacen esta pregunta en las redes, e incluso a nosotros.

Pues bien. Si te ves en la necesidad de darle una fórmula infantil a tu bebé, el pediatra te recomendará la que mejor se adapte a las necesidades de la guagua. Revisará los ingredientes y la información nutricional y, si existe alguna alergia alimentaria que condicione el tipo de fórmula a consumir, elegirá la que tenga las características especiales que se requieran como, por ejemplo, libres de gluten, libres de aceite de palma, libres de soya, libres de aceite de pescado, con proteínas de leche de vaca hidrolizadas, fórmulas hidrolizadas, 100% vegetales, incluso fórmulas infantiles basadas en leche de otros mamíferos como cabra u oveja, todo acorde a las indicaciones médicas.

¿Qué viene después? Un inquietante recorrido, a veces largo, a veces corto, en que los niños pueden rechazar la fórmula porque reaccionan a éste, en el caso de los alérgicos alimentarios, o porque el sabor les parece espantoso. Es ahí donde los padres suelen pasearse por distintas marcas y tipos de fórmulas, hasta dar con aquella que sea aceptada por niño, pediatra… y bolsillo.

Por eso nos atrevemos a afirmar que no existe la fórmula perfecta. Y, cuando nos lo preguntan, solemos responder que “cada niño es un mundo”. Es así, son realidades distintas y un montón de factores hacen que, de pronto y siempre guiados por el pediatra, una fórmula calce con la necesidad específica y gusto de un pequeñín.

Así que paciencia en tu búsqueda. Guíate por un profesional de la salud, manifiéstale tus dudas y aprehensiones, no traspases la angustia a tus pequeños. En algún momento encontrarás la fórmula ideal (“la mejor fórmula”).

RESUMEN: No existe la fórmula ideal o perfecta. Cada niño tiene necesidades diferentes, no solo por reacción a ciertos ingredientes o proteínas (en el caso de niños con alergias alimentarias), sino también porque algunos rechazan o aceptan ciertos sabores. Entonces, “cada niño es un mundo”, y la fórmula que acepte, siempre será su fórmula ideal.

1 comment

Comments are closed.

Carro de Compras

0

No products in the cart.

Iniciar Chat
Hola 🖐
Estoy aqui para ayudarte.